60 fincas en Hacarí han perdido sus cosechas a causa de la sequía