Los menores fueron trasladados a la Comisaría de Familia. Esta medida se estableció para proteger a los niños y adolescentes durante la temporada de fin de año e inicio de 2022.

Con el propósito de salvaguardar la vida y seguridad de los menores de edad, la administración municipal de Bucaramanga estableció el Decreto 0183 de 2021, que indica un horario restringido entre las 10:00 p.m. hasta las 4:00 a.m., para la circulación de menores de 18 años, en las calles o establecimientos nocturnos de la ciudad.

En medio de las actividades de control por parte de la Secretaría del Interior, 38 adolescentes fueron hallados en parques y establecimientos nocturnos durante el toque de queda, sin compañía de sus padres o acudientes o adultos responsables. Los menores fueron trasladados hasta varias comisarías.

“Una vez estos menores eran trasladados a las Comisarías se registraban sus datos y se comunicaban de estos hechos a sus padres, para suscribir un acto de compromiso”, explicó Francisco Rey, subsecretario del Interior.

La medida restrictiva fue tomada de manera articulada con el ICBF, Policía Nacional y la Personería Municipal.

Por Silvia León Sisa.