En la cárcel Palogordo, 30 internos lograron cumplir su sueño de educarse mientras cumplen condena; la Alcaldía de Bucaramanga en alianza con otras entidades, han logrado becar a más de 900 presos.

Entre aplausos de orgullo y honores, familiares y convictos pudieron celebrar virtualmente, sin embargo, no fue impedimento de felicidad. Con voz afligida Óscar Osorio, estudiante graduado dio sus palabras: “gracias porque nos dieron la oportunidad de mejorar y recuperar los valores que hemos perdido, caímos, pero hemos aprendido a levantarnos”.

La Secretaría de Educación municipal se encargó que estos sueños se pudieran palpar; la secretaria Ana Leonor Rueda concretó, “mi llamado es a que ustedes continúen con su proceso formativo y reconozcan que la sociedad les está brindando una oportunidad para que puedan construir y mejorar sus proyectos de vida”, concluyó.

Algunos estudiantes se graduaron en técnicas de procesos contables, MiPymes y tecnología empresarial.

En la capital de Santander, la educación superior usa el 1% de recursos recaudados por Industria y Comercio, también la municipalidad posee recursos propios destinados para dichas causas.

Periodista: Pablo Füerman