Con la construcción de estos pozos sépticos, se espera que la comunidad rural se beneficie con el vertimiento de esta fuente de agua.

La Alcaldía de Bucaramanga destinó más de 700 millones de pesos para la construcción de nuevos pozos sépticos que beneficiarán a las comunidades de veredas como: La Esmeralda, San Pedro Alto, Capilla Alta, Monserrate, Boloqui Alto, Gualilo, entre otros.

El proyecto será para diseñar y construir 56 pozos para este sector rural, donde se espera controlar los vertimientos en las fuentes de agua, disminuir los procesos erosivos y generar condiciones favorables para el saneamiento básico y la salud pública.

A partir del próximo 25 de octubre iniciarán las labores,aportando calidad de vida a 11.318 habitantes del campo bumangués

Por Silvia León Sisa