Vendedor ambulante agredido por policías, pidió que no sean sancionados

Vendedor ambulante agredido por policías, pidió que no sean sancionados

Un vendedor ambulante de la tercera edad que fue agredido por policías en Bogotá, pidió que los uniformados no sean sancionados

Luego de la indignación que se generó por un presunto abuso de autoridad por parte de la Policía Nacional hacia un adulto mayor en Bogotá, el señor Néstor Novoa vendedor informal de profesión en un acto de nobleza, pidió que los uniformados que realizaron este irregular procedimiento no sean sancionados, por tal razón desistió de interponer la denuncia pues le preocupa que los policías pierdan sus trabajos.

Video suministrado

Néstor Novoa en entrevista con RCN Radio habló de los momentos angustiosos que vivió durante el operativo agresivo de los policías, sin embargo reitero su preocupación por las sanciones que puedan tener los uniformados, ” sabía que eso era algo grave y que los agentes podrían ser sancionados y yo no quiero eso para ellos, porque ellos también tienen su familia igual que uno”.

Cabe Resaltar que el adulto mayor fue víctima del abuso policial el pasado miércoles en la Capital de la República, en el momento que se dirigía con su chaza para conseguir alguna mercancía para vender en las calles pues  de eso vive él y su familia, “el agente me agredió, me tumbó mi carrito, se me perdieron las gafas y luego me condujeron hasta un CAI, donde el comandante me dijo que me fuera y que pusiera la denuncia en la carrera 12 con 24 y allá me dijeron que eso no les corresponde a ellos; y yo entonces deje esa cuestión así yo no seguí insistiendo”.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López y su Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, ofrecieron excusas a este ciudadano de la tercera edad, lamentaron el hecho y aseguraron que este procedimiento es un claro hecho de abuso policial; así mismo, el Distrito se comprometió con el señor Néstor Novoa para incorporarlo en el sistema de ayudas para los vendedores informales, los cuales han tenido serias dificultades durante esta pandemia.

Por otra parte, la Policía Nacional en un comunicado lamentó el hecho y aseguró que, esta clase de comportamientos empañan la buena labor de la institución; de la misma manera confirmaron una rigurosa investigación para determinar la culpabilidad de los uniformados y así tomar las medidas correctivas y disciplinarias correspondientes.

El General Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía de Bogotá, aseguró que, “nada justifica el exceso de fuerza, es un hecho infortunado, donde unos policías, en cumplimiento de su deber, exceden la fuerza. No hay razón ni justificación para el actuar de esta manera”.