Verdades y mentiras del agua: Consecuencias de la contaminación en los ríos de Santander

Los ríos Frío, de Oro, y Suratá junto a algunas quebradas de la región son víctimas de la contaminación de agua en Santander. Las autoridades ambientales alertan que el panorama de la calidad del agua es preocupante y desalentador en las zonas cercanas a Bucaramanga, una ciudad privilegiada por el número de fuentes hídricas con que cuenta su territorio.

La falta de conciencia ciudadana para proteger las fuentes hídricas es una de las principales causas para que el Río de oro que llega hasta el municipio de Lebrija esté dentro de los diez más contaminados del país. Esta situación afecta a los pobladores de las zonas ribereñas aledañas y a pescadores que no pueden sobrevivir de su oficio y buscan alternativas de subsistencia en la minería.

Diputados de la capital santandereana buscan resolver jurídicamente la situación para evitar más contaminación en una de las zonas más productivas de Santander.

Más Unidad Investigativa

Share.