Más vigilancia en el comercio de elefantes y otros animales

Más vigilancia en el comercio de elefantes y otros animales

Especies salvajes como los elefantes, jirafas y tiburones, serán más vigiladas y controladas en el comercio para evitar su extinción

Foto: Tn.com.ar

 Promover la conservación de la especie y el uso sostenible de la vida silvestre es el reto que plantea a Conferencia Mundial de la Vida Silvestre, desarrollada en Ginebra, Suiza; allí se tomaron varias decisiones en cuanto a la protección de animales exóticos que se comercializan en el mundo.

Las reglas comerciales fueron las más estudiadas en dicho evento, pues se ha visto bastante afectada la fauna mundial debido a la venta muchas veces ilegal de animales como elefantes, jirafas, rayas y tiburones.

Uno de los animales que tuvieron mayor renombre en esta conferencia es el elefante, pues se fijo la prohibición del transporte de elefantes vivos excepto con motivos de conservación y algunos más.

Las cifras son desalentadoras, entre 1990 y 2017 cerca de 1,700 elfantes fueron extraídos de su hábitat para utilizarlos con fines lucrativos: 583 a circos y locales de exhibiciones, 331 a zoológicos y otros vendidos como exóticos en propiedades privadas.

En cuanto a especies marinas como los tiburones, la venta de productos derivados de este animal deja más de 1.000 millones de dólares al año. A pesar que en varias oportunidades se habla de la pesca comercial sostenible, en la conferencia también se agregaron 18 especies más de tiburones a la lista de animales con restricción comercial para evitar su extinción.

Foto: Univision,com

Las reservas forestales también quedaron incluidas en el evento de Ginebra, árboles como el cedro en América Latina ahora cuenta con protección legal para evitar su tala. Estos árboles de bosques tropicales son muy llamativos para los negocios pues tienen gran valor comercial; sin embargo, de ahora en adelante su comercio internacional queda restringido junto con el árbol nacional de Malawi, el cedro Mulanje y el árbol mukula, especies africanas.

La próxima cumbre mundial será en Costa Rica hacia el 2022, este tipo de encuentros favorecen al establecimiento de normas que ayuden a controlar la biodiversidad, además de ser una voz de aliento para la sostenibilidad del planeta y un llamado a la conservación de los recursos naturales.