fbpx

Joven se debate entre la vida y la muerte por la no autorización de una cirugía

Un hombre de 26 años de edad lucha por su vida y espera que su EPS le autorice una cirugía urgentemente

Un joven de 26 años de edad se debate entre la vida y la muerte, por la no autorización de una cirugía por parte de la EPS Coomeva. Ni las tutelas ni las súplicas de sus familiares, han logrado que este hombre sea intervenido y de esta manera logre sobrellevar los efectos de su enfermedad.

La madre del paciente aseguró que su hijo fue entregado en pedazos, pues perdió la funcionalidad de un ojo, un oído y fueron amputadas sus dos piernas; además, no ha podido ser operado pues presenta un cuadro de desnutrición, a esto se le suma que la EPS no le ha autorizado ni un solo pañal y por esta razón no se lo puede llevar a la casa.

Esta familia espera que el drama que vive termine y que Coomeva responda a todas las tutelas y derechos de petición que se han presentado, antes que este caso tengo un infortunado final.

Más noticias de Santander