Contraloría investiga si la CAS habría incurrido en presunto detrimento patrimonial

Una auditoría financiera realizada por parte de la Contraloría General de la Nación, determinó que la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, habría incurrido en un presunto detrimento patrimonial por más 5.700 millones de pesos, para la construcción de un jarillón que protegiera a varias veredas del municipio de Sabana de Torres de las crecientes de ríos y quebradas.

En los hallazgos encontrados, el ente de control argumentó que las obras que se entregaron estaban inconclusas y no correspondían a las necesidades de la comunidad. La investigación se encuentra en curso y se esperan reunir más pruebas para determinar si la CAS incurrió o no en las irregularidades anteriormente mencionadas.

Más noticias nacionales
s

Share.